Ciudad de México 23-08-2017
¿Neta? ¿Hay que seguir explicándoles lo gay a las hordas de puritanos?
Ideas

¿Neta? ¿Hay que seguir explicándoles lo gay a las hordas de puritanos?

Por

Para beneplácito de algunos, disgusto de muchos e indiferencia de otro tanto en la CDMX la Marcha por el orgullo de la comunidad LGTTTB ya es toda una tradición y se celebró éste sábado. De hecho, junio se ha convertido en el mes de la diversidad sexual a nivel internacional, e incluso Facebook habilitó durante este mes un ícono del arcoiris para dar "likes". Es un tema delicado y da mucho de qué hablar. Se ve de todo, desde la "joyita" del pastor chileno invitado a un programa de un presentador gay que pisoteó una bandera de arcoiris, hasta declaraciones de ministros de la SCJN o de sacerdotes, dignas de pamba con picahielo.

Puede ser muy divertido reírse de los comentarios que deja la gente, como los clásicos "¡Pero hay un dios!" o "Dios creó a Adán y Eva no a Adán y Esteban", pero hay opiniones de verdad preocupantes. Recogí algunas:

 

"Qué afán de imponer tan desesperadamente sobre TODOS los demás sus innecesarias y hasta dañinas conductas sexo-obsesivas, ya llegaron a un nivel invasivo-propagandista". 

(Este seguramente trabaja en la OMS clasificando trastornos)

 

"Ahora resulta que somos intolerantes y discriminantes porque no nos parece su exhibicionismo? Estamos mal porque nos parece inmoral lo que hacen? Creo que todos merecemos respeto pero hay límites."

(Este es como el alcalde que robó poquito; él tolera y discrimina poquito porque hay límites)

 

"Orgullo es terminar una carrera universitaria no que te guste que te la metan"

(Este no ha de tener ni título ni cerebro)

 

El que sigue es realmente bueno y folclórico, lo transcribo tal cual: 

"Acer algo por un mundo de bien de verían de dedicarse no andar jotiando y aserse las víctimas pinches maricones k no más cirben para contaminar el mundo una buena pela hay ke darles para ke se vuelvan varones y no anden de jotolones"

(Aquí el chiste se cuenta solo)

 

Por lo visto, los alrededores de Reforma en la CDMX se volvieron la zona más densamente poblada del país: ahora ya todos viven por ahí y todos tienen niños chiquitos susceptibles de ver locas y vestidas o desvestidas que les provocan pesadillas y a todos les dan ganas de salir a pasear por la zona ese día justo a la hora de la marcha. Señores, ¿no les gusta ver semidesnudos haciendo el ridículo? ¡No se autoflagelen yendo a la marcha del orgullo gay! Yo fui hace un par de años y, de verdad, 3 km a la redonda hay cercos policiacos, tuve que dejar el auto en la colonia Roma y caminar cuadras y cuadras para ver los primeros carros alegóricos sobre Reforma con un par de drag queens. O sea que ni queriendo ver. Me imagino las hordas de puritanos haciendo todo el peregrinaje a pie cargando chiquillos para ponerse en primera fila:

-¡Vamos mijo! Pa que vea las inmoralidades que no debe ver porque se convierte en estatua de sal . 

Pero no fueran Boy George, Elton John o Freddie Mercury porque pagan por verlos, bueno, ¡hasta Juanga!

 

¿Quieren que deje de existir esta marcha? Es muy simple: comencemos a respetar los derechos de las personas LGTTTB y dejemos de discriminarlos, si llega ese día no tendrá sentido marchar. La gente se manifiesta para exigir. A muchos la simple idea de una marcha por el orgullo machista o una manifestación por el orgullo buga nos parece ridícula y es porque no la necesitamos, no tenemos un opresor discriminándonos por ser heterosexuales.

En cambio hombres y mujeres homosexuales desde siempre han sido una minoría excluida y perseguida, víctimas de una historia de crímenes de odio; hombres y mujeres que han sido juzgados como verdaderos criminales, pecadores o enfermos mentales por el simple hecho de amar a los de su mismo sexo, hoy levantan la voz y no piden permiso para existir ni para ser lo que son. Simplemente demandan los derechos humanos y civiles que les corresponden sin regatear, las garantías de libertad, identidad e igualdad. Porque le pese a quien le pese la humanidad cambia y con ella las figuras tradicionales de familia, de pareja y de estructuras sociales, que en muchos casos también han sido un desastre. La sociedad fallida reprimiendo la siempre existente diversidad sexual y no podemos tapar el sol con un dedo. Cualquiera medianamente informado sabe que la homosexualidad no es una enfermedad, es normal y es un hecho inherente a la humanidad. Está, ha estado y siempre estará presente mientras la humanidad exista, es una batalla perdida para los que insisten en reprimirla con conceptos morales o religiosos, tratándola como un defecto que tiene solución (por la buena o por la mala) mediante ridículas curas espirituales o a través del miedo al rechazo social. ¡Pues si no es gripa! 

La discriminación es tonta y sin sentido porque efectivamente la sociedades se conforman de un arcoiris de pluralidad, somos, por suerte, distintos. La estructura familiar tradicional no garantiza ni la plenitud ni el éxito, mucho menos la felicidad.  ¿De verdad creemos en la familia ideal? Esa de papá y mamá obviamente heterosexuales, monógamos y si no es mucho pedir guapos y ricos que procreen hijitos peinados con limón, sanos e inteligentes, obvio también heterosexuales, temerosos a Dios -al único y verdadero, no en el que creen otros-, ¡y todo el planeta hecho de familias así! Familias moralmente correctas e ideales pero plenas y felices quién sabe. ¿Neta? ¿No han sentido como que ya somos muchos y no cabemos, o nunca se han subido al metro a las 8 am? ¿O están preocupados porque la tierra vaya a quedar despoblada por culpa de los pervertidos homosexuales que se niegan a cumplir el mandato divino de reproduciros para perpetuar la especie?

¡No! A estas alturas deberíamos estar agradecidos con los gays por muchos motivos: Primero por aligerar el crecimiento demográfico. La mayoría no procrea y encima muchos quieren adoptar los hijos que los heterosexuales irresponsables dejan botados en el mundo. Y me voy a a atrever a decir algo políticamente incorrecto y machista:  ¡hasta hay que agradecerles que entre menos machos nos tocan más hembras!

Y muy importante: no podemos dejar de agradecerles que entre las mentes más brillantes, sensibles y creativas se encuentran las de muchos gays a los que el mundo les debe tanto en las artes y la ciencia.


Adrián González de Alba

Aficionado a la guitarra flamenca, la política, la cocina y los idiomas.

El Andén

Etiquetas: