Ciudad de México 23-08-2017
Andy el
Partidos

Andy el "pejito"contra Martí el "colmilludo"

Por

El arribo del pequeño Andy a la vida interna del partido en la ciudad, le cayó como bomba a Batres

De manera sigilosa entró a la política capitalina enfundado con la suavidad de los tenis "Louis Vuitton", pocos lo notaron y otros tantos lo subestimaron, contrario a los escándalos en los que se veía envuelto cuando aún no decidía sobre su futuro,parece que el pequeño Andy López Beltrán está listo para tomar el control de Morena en la ciudad.

Por lo pronto su vida pública desahogada quedó atrás, ya dejó la onerosa comodidad del calzado deportivo por la rudeza, quizá de una botas "pakoy" todo terreno y camisas de algodón para aguantar el quemante sol y las largas caminatas citadinas.

Desde hace casi año (septiembre 2016) que su papá lo nombró coordinador de la estructura electoral en la ciudad, el pequeño Andy luce mundano, ligero,como si quisiera mimetizarse con uno de los millones de chilangos.

Aunque ya traía trabajo previo como organizar la defensa del voto en el 2012 o hacerse cargo de las movilizaciones contra la reforma energética en 2013, cuando AMLO sufrió un infarto, nada se compara con la dinámica electoral de la ciudad de México.

Y es que menudo paquete le encomendaron al "pejito", organizar más de 5 mil secciones electorales para el 2018, labor que sería más sencilla si tuviera de su parte al líder capitalino de Morena, Martí Batres.

El arribo del pequeño Andy a la vida interna del partido en la ciudad, le cayó como bomba a Batres, quien ya mostraba liderazgo en tierras chilangas, no en balde su larga trayectoria social y política, sin embargo tuvo que aguantar y abrirle cancha al hijo del tabasqueño.

Claro esto no significa que el camino de Andrés junior sea cómodo, siempre habrá piedras inesperadas y fastidiosas, que seguramente le ayudarán a remover los autoexiliados líderes perredistas recién incorporados a Morena y que están jalando con López Beltrán.

Probablemente a Batres poco le preocupa esta situación, pues lo que le sobra es experiencia y callo para moverse en las entrañas de la política chilanga, pero sobre todo en el territorio, donde ahí sí que controla los liderazgos locales.

En esa travesía pie tierra, el pequeño Andy no le hace sombra al colmilludo Batres, quien en lugar de bloquear el paso suave del hijo de AMLO, capitaliza su figura para reconformar sus bases, sobre todo ahora que anda en busca de la candidatura a la Jefatura de Gobierno, le darán más fuerza para negociar esa pieza, una senaduría o al menos seguir al frente del partido guinda en la CDMX.

El legado de AMLO están en las manos de sus hijos, el pequeño "Andy" y "Moncho", quienes tarde o temprano tomarán el control total del partido.

Foto: Web

 



Gabriela Rivera.

Comunicadora. Dejó la danza contemporánea y pasó al tutú político. Convirtió los giros en metáforas. @GRIVERA72

El Andén

Etiquetas: Martí Batres Morena Andrés López Beltrán AMLO