Ciudad de México 18-01-2018
El estilo violento de Mauricio Toledo
Partidos

El estilo violento de Mauricio Toledo

Por

El diputado del PRD es conocido en Coyoacán por su actitud agresiva contra opositores, señalamientos de corrupción y la creación de clientelas

El 28 de noviembre del año pasado llegó a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) una carta de vecinos de la colonia Santa ?rsula, en la delegación Coyoacán, en donde denunciaban los métodos violentos utilizados por las autoridades delegacionales para impedir su derecho a la libre manifestación, específicamente su protesta en contra de la construcción de una supuesta universidad a cargo del gobierno de Coyoacán, justo en las instalaciones del deportivo de la colonia.

Una semana antes los inconformes asistieron a la ceremonia de colocación de la primera piedra de la construcción. El evento fue encabezado por el delegado perredista Valentín Maldonado. De acuerdo con los testimonios, existía el temor fundado de que esa obra se convirtiera en un elefante blanco al estilo de la Clínica de Atención Integral a la Mujer, que habría costado más de 86 millones de pesos y fue promocionada como el gran logró de la administración del antecesor de Maldonado, el polémico Mauricio Toledo. La clínica no existe.

Los manifestantes que intentaron acercarse al evento de Maldonado fueron recibidos con insultos y golpes de un grupo de choque. Entre los heridos quedó un policía auxiliar que fue apedreado cuando intentó contener a los rijosos.

El pasado 3 de enero otro grupo de golpeadores atropelló violentamente a simpatizantes de Claudia Sheinbaum, la precandidata de Morena a la Jefatura de Gobierno, reunidos en un mitin en la colonia Villa Quietud, de la misma delegación. El saldo fue de varios heridos, entre ellos un periodista del diario La Jornada, que fue sometido y pateado en el suelo cuando intentó grabar con su teléfono celular a los agresores.

Martha Patricia Reyes, una militante morenista de 55 años sufrió un infarto durante el ataque, dos días después murió en el hospital de Balbuena. Sin embargo para el gobierno a cargo de Miguel Ángel Mancera no existe relación alguna entre la muerte de la mujer, quien sufría de hipertensión, y la agresión de los reventadores, supuestamente integrantes de la banda de Los Buitres, entre quienes fueron identificados plenamente al menos cinco funcionarios de la delegación.

Para Héctor, un activista de la zona conocida como Los Pedregales, en donde la escasez del agua se ha agudizado desde que en los últimos años comenzaron a proliferar en sus márgenes desarrollos inmobiliarios, muchos de ellos irregulares, desde la llegada de Mauricio Toledo a la delegación en 2012, manifestarse en contra del PRD en Coyoacán significa asumir el riesgo de recibir una golpiza o por lo menos ser amenazado.

Hijo de exiliados chilenos, Toledo Gutiérrez, oriundo de la colonia Espartaco y con 37 años de edad, es famoso entre los coyoacanenses por su carácter violento, por los constantes señalamientos de corrupción en su contra y por sostenerse a partir de una red de clientelas que fue construyendo paulatinamente en las colonias y barrios con mayor índice de marginación de la delegación, lugares de donde el PRD obtiene en cada elección un importante porcentaje de votos.

El Tomate, como también conocen a Toledo, entró al partido del sol azteca de la mano de Jesús Ortega, líder de Los Chuchos, corriente a la que perteneció desde finales de los noventa hasta que encontró mayores posibilidades en Vanguardia Progresista, la tribu de Miguel Ángel Mancera y su principal operador político,Héctor Serrano, con quien, según dice, lo une un estrecho lazo de amistad.

Para un perredista de Coyoacán que prefiere omitir su nombre, la cercanía con Serrano Cortés ha hecho de Toledo un personaje todavía más agresivo, se siente protegido, está confiado por sus relaciones y eso, afirma, lo hace más peligroso. Su furia ha tocado a excolaboradores suyos que se aventuraron a cuestionar sus modos, como el exasambleísta Alejandro Robles, quien después de confrontarlo recibió amenazas de muerte contra él y su familia.

Cuando el exdiputado y compañero de clases de Toledo en la facultad de Derecho de la UNAM se alió con Morena, un par de militantes del PRD lo denunció ante el Ministerio Público por el presunto robo de dos computadoras de una oficina del partido. A pesar de las irregularidades de las denuncias presentadas la Procuraduría General de Justicia giró una orden de aprehensión en su contra.

En 2012 el hoy expanista Edgar Borja, entonces diputado en la ALDF denunció al Tomate por amenazas de muerte. Los siguientes tres años Borja y su compañera, la también diputada panista, Priscila Vera, le pisaron los talones, denunciaron públicamente y ante las autoridades encargadas de procurar justicia en la ciudad las tropelías del delegado en Coyoacán. Ninguna surtió efecto.

Como jefe delegacional, Toledo fue acusado en 2013 de pedir 1.6 millones de pesos al abogado del dueño del conjunto habitacional Céfiro 120 a cambio de no clausurar la construcción irregular. Un año después el empresario Manuel Dacosta lo acusó de pedirle 3 millones para no clausurar su gasolinera. En 2015, su hermano, Nelson, entonces funcionario del IEDF fue grabado cobrando "moches" a empleados de la delegación. Ni la Contraloría ni la Procuraduría han comprobado faltas o delitos que perseguir.

Con el PRD Mauricio Toledo fue diputado local, diputado federal, jefe delegacional en Coyoacán, nuevamente está en la ALDF, donde preside la Comisión de Presupuesto, una de las más estratégicas dentro del órgano parlamentario y para la ciudad en su conjunto. Apadrinado por Mancera y Serrano anunció que buscará competir este año por una de las dos senadurías de la CDMX que le corresponden al sol azteca en su coalición con el PAN y Movimiento Ciudadano.        


Staff B / El Andén

Información política urbana

El Andén

Etiquetas: Mauricio Toledo PRD ALDF Claudia Sheinbaum Morena Coyoacán