Ciudad de México 15-12-2017
La loza es la mascara
Especial

La loza es la máscara

Por

Un ojo. No importa la máscara, lo que importa la metáfora del ser omnipresente al que nada se le escapa. La máscara no lo oculta, lo revela.

Se nos olvida que la muerte tiene muchos rostros, pero las fiestas vienen a recordarlo y la lente de Jorge Claro León lo registra con claridad. Lo único igual de multifacético que la Muerte, parece decir ahora, es la celebración. Esta es la oportunidad de convertir el dolor y las ausencias en teatro, en misterios, en bromas, en tradiciones y burla.

Un ojo. No importa la máscara, lo que importa la metáfora del ser omnipresente al que nada se le escapa. La máscara no lo oculta, lo revela.

Media cara viva, media cara en hueso y una máscara.Tres rostros, todos falsos, en un niño que aún no despega a la adolescencia y ya suma a su infancia la insolencia.

Más máscaras: una que no cumple su cometido porque cuelga como testigo de la sonrisa de un hombre feliz. No lo oculta, lo subraya. Otras sí ocultan, esconden el rostro, lo pintan con sangre, lo cubren con sombras, lo transforman en seres de ficción.

Al final está la tumba. Sin pintura roja, sin artilugios que oculten el último rostro del Día de Muertos. La loza es la máscara. 

 



Jorge Claro

Parece un hombre obsesivo pero en realidad es una máquina de luz hiperajustada.

El Andén

Etiquetas: Jorge Claro