Ciudad de México 25-02-2018
Las odiseas chilangas de Mikel Arriola
Ideas

Las odiseas chilangas de Mikel Arriola

Por

A Mikel Arriola Peñalosa se le vino encima la realidad citadina de miles de chilangos. Está perplejo de descubrir las peripecias que a diario padecen los ciudadanos para emprender sus actividades cotidianas de trabajo, sustento, movilidad y aquellas que sortean ante la ausencia de servicios.

No es lo mismo vivir en la ciudad de México sentado atrás de un escritorio, recibiendo llamadas, atendiendo a funcionarios de gobierno y revisando documentos; desayunar y comer en lujosos restaurantes, checar las redes sociales y hablar por teléfono en el carro con la tranquilidad de un chofer al mando, que desgastarse las suelas.

En su precampaña el priista se mostró sorprendido por desnudar la ciudad donde nació, creció y vive. Convertirse en sujeto electoral le abrió los ojos y hasta sudó la gota gorda, no precisamente por el jai alai, sino por las caminatas bajo los rayos de sol y en terrenos insospechados.

Hasta ahora que recorrió colonias, pueblos y barrios se percata que falta agua, que la movilidad es deficiente e insuficiente, que hay invasiones en zonas protegidas y que muchos capitalinos no tienen los servicios básicos.

Parecía un extranjero en su ciudad. Se empeñó en hacer "evidente" lo común para casi cualquier capitalino. Cual vil explorador se subió al metro, aunque no en hora pico; descubrió las tostadas del mercado de Coyoacán, lástima que no se dio una vuelta por los tacos de la Merced y hasta "sufrió" el tránsito junto a José Antonio Meade.

Ahora que culminaron las precampañas seguramente dio gracias. Quizá el priista debería tomarse un respiro, no para descansar físicamente porque una campaña requiere el triple deesfuerzo, sino para diseñar una mejor estrategia que no deje al descubierto su desconocimiento de ciudad que busca gobernar.

 



La méndiga coyuntura

Colectivo de periodistas obsesionados con los vicios políticos y virtudes peores

El Andén

Etiquetas: Mikel Arriola Peñalosa PRI CDMX José Antonio Meade