Ciudad de México 19-04-2018
Mancera pasa la prueba en ajuste al gasto burocratico
Gobiernos

Mancera pasa la prueba en ajuste al gasto burocrático

Por

La mayoría de los gobiernos estatales gastan más de lo que presupuestan, Guerrero con Astudillo, es el peor

De la administración de Miguel Ángel Mancera se pueden decir muchas cosas y la mayoría no son alentadoras, pero hay un punto -y no es menor- en el que de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad, la Ciudad de México pasa la prueba. Apenas.

Se trata del ajuste a su presupuesto burocrático. Es decir, de la correspondencia entre lo que dice que se va a gastar y lo que efectivamente se gasta. Excepto tres gobiernos estatales, todas las demás administraciones gastaron en 2016 más de lo que dijeron que necesitarían. Algunas mucho, mucho más, como Guerrero, que gastó el doble de lo que le había sido aprobado por su congreso local.

En este rubro no se incluyen gastos adicionales por eventualidades, por desastres naturales, por incidentes no contemplados o proyectos que salen más caros. Se trata del gasto corriente. El gasto burocrático no debe tener variaciones y una de 107 por ciento requiere una explicación, pues esa variación no se relaciona con un aumento en el presupuesto general.  Ninguna empresa sobreviviría si en un año se duplica su nómina sin que se duplique su ganancia.

 El gasto burocrático que mide el IMCO incluye salarios, suministros y servicios para operación gubernamental (luz, internet, telefonía, papeles, computadoras, uniformes, escobas). No están ahí las patrullas, el cemento, los programas o las varillas, por lo que un aumento en ese rubro es altamente sospechoso. Revela corrupción o una grave ineficiencia en el gasto.

De acuerdo con el IMCO, la burocracia bajo el mando de Miguel Ángel Mancera tuvo una variación de 14 por ciento entre lo que presupuestó y lo que realmente ejerció. Eso la pone, apenas, dentro de los estándares adecuados.

Los gobernadores que sí se ajustaron al gasto en 2016 fueron el panista Francisco Vega, en Baja California; el priista Juan Manuel Carreras en San Luis Potosí y el panista Francisco Domínguez en Querétaro.

Los menos responsables fueron los priistas Héctor Astudillo, en Guerrero, y Aristóteles Sandoval, en Jalisco. 


Staff A / El Andén

Información política urbana.

El Andén

Etiquetas: Gobierno Presupuesto IMCO Competitividad